Publicado: 3 de Agosto de 2017

En el verano 2017 los niños han podido disfrutar de su deporte favorito, conociendo a nuevos amigos y amigas. Se han dado cuenta que con ayuda de sus compañeros todo es más fácil, los más mayores ayudaban a los más pequeños, pudiendo lograr así sus objetivos. 

A lo largo de estos días de campamento han pasado por diferentes disciplinas ecuestres como la doma, el horseball, volteo y salto. Para finalizar... ¡nos fuimos a pasar el día al campo!

Cada día aprendíamos cosas nuevas, como el cuidado del caballo, su alimentación, su anatomía, sus capas... a través de diferentes actividades y manualidades. 

Lo más importante era pasárselo bien, por ello hicimos diferentes juegos como el pañuelo, carreras de sacos o horseball sin caballo. 

Para combatir el calor jugamos con los aspersores de nuestra pista y nos bañamos en la piscina. 

Nuestro pequeño Bady fue protagonista por un día, donde los más pequeños pudieron darle de comer, cepillarle, darle cuerda... ¡incluso una ducha!

En la primera quincena de agosto estamos haciendo un intensivo de Horseball. ¡Nuestros equipos tienen que estar muy preparados para la temporada que viene!